21 días de intercesión por nuestras esposas 

16° día de reflexión “Te conocí (Creé, intimé)” Jeremías 1.5

1. Entrada: El proceso de creación se produce antes de… (Ser o estar) para dar origen a algo, se necesita una idea, un proyecto, una hipótesis sobre la cual innovar al mundo desde lo que existe o se conoce. Una palabra hebrea llamada: DABAR, cuyo significado es: Palabra creativa. Es una palabra que edifica, construye, profetiza, que proclama y declara lo que era, lo que es y lo que será. Por eso: “Antes que te formases en el vientre te conocí, y antes que nacieses te santifiqué, te di por profeta a las naciones.”

Disfrutar de sus maravillas implica creerle a Dios, aunque parezca ridículo, porque es por fe que entendemos haber sido constituido el universo por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía (Hebreos 11.3). ¡Pero eso no te lo cree ni un niño!, sabes por qué, porque es fácil de entenderlo, pero difícil de implementarlo.

2. Avance: Tu y yo queremos la palabra que active nuestra vida, que lo que hagamos funcione desde antes de comenzar. Nadie emprende un proyecto para que termine mal o sea un fracaso. Pero cuando nos creemos agudos tenemos que prestar mayor atención, a ver si en realidad, nos estamos cerrando y por ello, no podemos ver más allá de lo que nuestros ojos ven. Quieres tener palabra de amor, palabra de fe, palabra de aliento, palabra de paz, palabra de sabiduría, ayuda y avivamiento para formar y concretar propósito.

Siiiiiiiii!!!! El dabar de Dios produce acción. Si quieres ver transformación en tu propia vida, necesitas saber, conocer al Dios que tienes, la idea perfecta de lo que realmente es él, y luego, ponerle fe para gestionar sobre la base de la palabra. Gestión es movimiento, acción, actividad con dirección. Es decir, en otras palabras, comenzar a implementar lo que recibes. Miles de personas escuchan palabra en la iglesia y reciben profecías y demás, pero jamás ponen en acción una sola palabra, a lo sumo, esperan sentado que la misma se active y al no ver resultados la abandonan y van en búsqueda de otra palabra, en lugar de por lo menos complementarla como pista hasta que logre activarla juntas.

Toda palabra creativa que se gestiona e implementa genera resultados. La idea de Dios era un profeta con el amor suficiente como para que, sin dejar de decirle la verdad, le diera esperanza a su pueblo que iba al cautiverio. Entonces Dios gestionó: “… antes que nacieses te santifiqué…”, te aparté, te escogí, te llamé. Luego, él implementó su misión: “… te di por profeta a las naciones.” Resultado, Jeremías fue el hombre de Dios al que Daniel tuvo en cuenta para clamar a Dios e interceder por su pueblo para comenzar con el éxodo. A Jerusalén primero con Esdras y Zorobabel para la reconstrucción del templo y luego Nehemías, para la restauración de los muros.

Hay trabajo por realizar, hay esfuerzos por demostrar. La falta de transpiración indica falta de acción, movimiento, es decir, dedicación a lo que se quieres lograr, no viene por casualidad, ni por caridad. Si queremos ser buenos esposos le tenemos que dedicar más de lo que lo hemos hecho hasta ahora; si quieres mejorar, va a costar, esfuérzate y sé muy valiente; pero si quieres ser excelente marido, requiere una entrega creativa, original de esfuerzo y valentía, una dedicación full time. ¿Estás dispuesto? Comienza a accionar. Desde aquí, puedo motivarte y tú puedes entusiasmarte, para avanzar con dedicación. Me gusta la idea de entusiasmo, viene del latín tardío, pero su origen más remoto es del griego, donde entusiasmo = (en Theus) significando “tener a Dios dentro de sí”. Es decir, que tiene algo poderoso que le viene desde adentro, su Espíritu Santo es el que te entusiasma para perseverar y lograr lo imposible.

3. Enseñanza: Entusiásmate en la palabra creativa de Dios, en el DABAR y él te concederá las peticiones de tu corazón, porque con entusiasmo se pueden vencer los desafíos cotidianos. Quien se encuentra entusiasmado, se halla en condiciones de resolver cualquier problema que se le pone por delante. Como en este caso, poner en acción la palabra creativa de Dios.

4. Reflexión: No te caigas, no abandones, no te dejes vencer por lo malo, vence, entusiásmate en el espíritu y activa la palabra creativa para vos, para tu esposa, para tus hijos y todo lo que quieras alcanzar. No le creas al engañador, él quiere borrar tu identidad, él quiere confundirte y sacarte del camino, pero tú di el dabar, camina por el dabar, proyecta con el dabar, vive por el dabar y Él lo hará por ti.

5. Oración: Señor amado, constitúyeme en tu palabra creativa, cambia mi vida que hoy pongo ante ti, dame las fuerzas y entereza que necesito para modificar mis vicios y errores, costumbres hoscas y rudimentarias, ideas absurdas u obsoletas y devuélveme al modelo original, para transformarla en excelencia de conducta y vida, siendo de testimonio a este mundo que se puede amar toda la vida a una misma mujer; se puede ser responsable y guiar a los hijos a la verdad del evangelio de la paz.

Bendito Salvador, que en este tiempo pueda ser testigo público de lo que soy en ti y que el mundo vea que nos amamos unos a otros, con acciones, hechos y concreciones tangibles y visibles. Te pido valentía para mejorar, entusiasmo, a ti dentro de mí alentándome para ser un esposo excelente, un padre excelente, un profesional excelente, un trabajador excelente, un siervo excelente en el nombre de Jesús.

Ruego Señor por mis hermanos, que se adueñen de tu palabra y la tomen como con entusiasmo, la hagan propia y la vivan como semilla esparcidas para bendecir. Tú eres el autor, tu Espíritu Santo. Amén!!!

6. Acción: Activando la excelencia, unge a tu esposa con aceite perfumado, dile que se prepare para lo que Dios va a hacer con ella, declara la palabra profética en su vida, levántala, envíala en el espíritu a que bendiga mujeres de este tiempo con ministración de palabra, dones y profecías que no han sido pronunciadas. Los ministerios que ella puede y va a activar a partir de lo que Dios te dé para ella. Busca su palabra y luego haz el acto profético, si viene de Dios, aunque te parezca increíble dilo, suéltalo porque es Dios el que se ocupará de concretarlo en su vida. Muchas bendiciones!!!