Salmo de David

“Del Señor es la tierra y todo lo que hay en ella; el mundo y los que en él habitan. Porque Él la fundó sobre los mares, y la asentó sobre los ríos.” Salmos 24:1-2

Comienzo con este salmo y con un pedido muy especial, en este momento, esa foto que ven, relata el sufrimiento de animales y árboles en la selva Amazónica. Mucho espacio verde del "pulmón del mundo", está siendo destrozado por un incendio enorme que no puede ser detenido hace semanas. 

Me gustaría pedir que nos unamos en oración, para solicitarle a Dios que ponga su mano e intervenga. Si con fuertes lluvias, nuestro Salvador podría lograr detener el avance del fuego. También quiero orar por bomberos, guardaparques, voluntarios y todo el público que está colaborando en las zonas afectadas. Darles fuerzas, energías, ánimo y bendiciones para que podamos seguir respirando el aire de ese lugar.

Oración
"Dios Padre que estás en los Cielos, guía tu mirada, tus manos y tus bendiciones hacia la Selva de la Amazonía que se encuentra en una situación crítica. Te pedimos que con tus milagros guíes las manos de todas las personas que están ayudando. Perdona a aquellas personas que no cuidan la Tierra, nuestra humilde morada y también perdona a todas las personas que no comprenden el valor de la naturaleza a la que tanto daño hacen. Jesucristo, danos fuerzas en esta oración para que las lluvias alcancen las llamas que tanto daño están haciendo a animales y árboles de la zona. Confiamos en Tí Señor, nuestro Salvador. Amén."